De Moteros De Moteros 2014 - Arriba rueda

Blog

Arriba rueda

 

Levantar rueda en moto de calle es algo útil solo para celebrar que has ganado una carrera, o para deslumbrar a los colegas "cuando no te ve" la autoridad. Sin embargo, en moto de campo no solo es habitual, sino necesario.

Ejercicio. Dirígete a una explanada de tierra sin baches. Da golpes de gas en marchas cortas, partiendo de baja velocidad, y comprueba cómo el tren delantero tiende a descargarse e incluso la moto levanta rueda. Evidentemente, corta en cuanto se levante demasiado, y ten siempre la precaución de controlar con el freno trasero –¡el pie siempre preparado sobre el pedal!- el excesivo caballito.

Basta un toque al freno posterior para que el efecto de reacción del giro de la rueda sobre el basculante haga que la moto caiga de nuevo hacia delante. Haz la misma operación poniéndote de pie.

Pero aquí no se trata de cómo aprender a hacer caballitos se trata de saber controlar uno inesperado y también y, sobre todo, de saber usar la buena capacidad de las motos de campo en cuanto a «ponerse de patas» en nuestro beneficio.

Ante un bache duro, o también ante una sucesión de baches, nada mejor que descargar el tren delantero mediante un golpe de gas para no «empotrarse» contra él, y conseguir que la horquilla delantera no esté ya al final de su recorrido cuando tenga que enfrentarse a los siguientes, manteniendo así la dirección.

Para ello hay que usar, igualmente, la capacidad de trasladar peso sobre los estribos y el manillar moviendo hacia delante o atrás el cuerpo. Como podrás comprobar fácilmente en el ejercicio propuesto, esto se realiza con mucha mayor facilidad yendo de pie.

Saltos:

Para realizar de modo seguro los saltos debe cuidarse varias cosas. La primera, estar seguro de dónde aterrizar. La segunda, colocar la moto con un golpe de gas de modo que no salte de «pincho», cayendo de punta, sino plana. Si la moto tiende a caer de rueda delantera, da un golpe de gas en vacío en pleno salto, el efecto giroscópico de las masas internas del motor la equilibrará. Si tiende a caer de culo, sobre la rueda trasera, frena con el pedal. Si frenas con el delantero, ocurre lo contrario. Dependiendo de dónde caigas te interesará cómo «aterrizar», pero en principio lo mejor es con la moto bien equilibrada y «de las dos ruedas».

Baches:

Para que la moto se «coma» bien los baches no basta con dar un golpe de gas descargando el tren delantero para impedir que se enfrente a él con el máximo recorrido disponible en la horquilla delantera. Es preciso, también, «descargar» los brazos para que hagan de amortiguadores. Aquí viene el consejo importante: ¡relájate! Y, aunque cogiéndote fuerte al manillar, intenta acompañar sus reacciones, más que enfrentarte a ellas si quieres resistir sin fatigarte inmediatamente.

Fuente:  http://blogs.motociclismo.es/conduccionsegura/

Contáctanos

...

Facebook

Twitter

Instagram